Saltar al contenido

¿Qué son, y cuales son las Situaciones incompatibles con el paro y el subsidio por desempleo?

Situaciones incompatibles con el paro

Las situaciones incompatibles con el paro y el subsidio por desempleo, establecen una revisión ardua al tramitar el proceso. En base a ello, el sistema se encarga de presentarlas para que cada persona se encuentre al tanto de ello.

Es así como los entes correspondientes y laborales se encuentran en la labor de informar a los solicitantes de todo. Además, los mismos pueden darse a la tarea de evitar algunas circunstancias con las que no pueden obtener el beneficio.

Todas son simples de entender, encontrando aquí cómo es el funcionamiento y razones para darse cada una en particular.

Situaciones que son incompatibles con el paro y el subsidio por desempleo en la actualidad

Ahora, vamos a hablar de las situaciones incompatibles con el paro y el subsidio por desempleo. En esta lista podrás saber cuales son estas incompatibilidades para que no tengas problemas cuando solicites tu subsidio por desempleo.

Trabajo retribuido por cuenta ajena a tiempo completo

Se aplican las situaciones similares que impliquen estar dentro de cualquier régimen de la Seguridad Social. Es posible en estas no se tenga previsto cotizar por desempleo, pero también son incompatibles.

Solo se exceptúa el subsidio recibido por personas que sean mayores de 52 años con contrato a tiempo completo. Puede ser de forma temporal o indefinida, pero se admitirá siempre que su duración sea superior a 3 meses.

Trabajo por cuenta propia

Es posible que se encuentren situaciones incompatibles con el paro y el subsidio por desempleo. Aunque puede que no impliquen alta de alguno de los regímenes de la Seguridad Social, se exceptúan algunos casos.

¿Qué esperas para Apuntarte?

No te pierdas ninguna de nuestras noticias. Apúntate gratuitamente a nuestra newsletter con solo dos dos pasos.

La excepción recae en percibir la prestación por desempleo de forma contributiva y se ha cesado la actividad laboral. La prestación es compatible con el trabajo de cuenta propia o incorporación a una sociedad laboral o cooperativa.

Esta tendrá que ser de trabajo asociado a nueva creación. Así, el tiempo máximo de compatibilización es de 270 días o el tiempo inferir restante al percibir la prestación.

De esta forma, las situaciones son incompatibles con el paro y el subsidio por desempleo de forma supervisada.

Actividades de investigación

Estas son las actividades retribuidas que necesiten de dedicación exclusiva.

Hacer prácticas no laborales en empresas

Son admisibles aquellas que están fuera de prácticas académicas y estén incluidas en el Régimen General de la Seguridad Social.

Participar en programas de formación

De forma general, estas situaciones son incompatibles con el paro y el subsidio por desempleo. Los mismos pueden estar vinculados a estudios universitarios o formación profesional.

Estas pueden incluir prácticas formativas que no lleven a una realización laboral, pero sí a una contraprestación económica. Esta irá dirigida a los practicantes y su incorporación en el Régimen General de la Seguridad Social.

Ejercicio retribuido en cargos públicos o sindicales

Los mismos son los electos que supongan dedicación laboral exclusiva.

Pensiones o prestaciones económicas

Se toman en cuenta las que sean provenientes de la Seguridad Social incompatibles con el trabajo.

Personas reservistas voluntarias del ejército

Esta tarea necesita estar en activación o en proceso de ser activada para comenzar a ser realizada. Entre ellas se encuentran las que impliquen ejercicios de instrucción, adiestramiento o presten algunos servicios en el ejército.

Quienes participen en cursos de formación y reciban retribuciones, tienen situaciones incompatibles con el paro y el subsidio por desempleo.

Más situaciones incompatibles con el paro y el subsidio por desempleo

También se encuentran todas las situaciones que impliquen percepciones económicas públicas que sustituyan retribuciones dejadas de percibir. Esto es por cese de actividad, manteniéndose así un vínculo administrativo o laboral de forma certificada.

Además, la persona se encuentra obligada a comunicar al Servicio Público de Empleo Estatal cualquiera de los casos existentes. Esto es para que se dé la suspensión del pago de la prestación o subsidio.

Todo esto bajo la legalidad que corresponde ser informado.