Perceptores del ingreso mínimo vital podrán cobrar la ayuda y trabajar a la vez

La reunión que se produjo este mismo martes 27/09/2022 ha producido la aprobación del Reglamento de incentivos al empleo para los beneficiarios de Ingreso Mínimo Vital (IMV). Este reglamento tiene como objetivo principal impulsar a todos aquellos preceptores del IMV al mercado laboral.

De esta forma, manteniendo el cobro del ingreso mínimo vital, no solo mejorarían las condiciones de trabajo, si no que sus rentas siempre serán superiores.

De esta forma, todos aquellos que estén cobrando el IMV podrán comenzar jornadas laborales cobrando un poco más de sueldo al mes.

👇Más artículos que pueden interesarte:

Un incentivo concedido de forma totalmente automática

Este incentivo será concedido de forma totalmente automática, sin la necesidad de que la persona que encuentra trabajo, deba solicitarlo. Se pretende evitar los altos costes que deriven la administración debido a las altas tramitaciones.

Este incentivo, pretende sumar el Ingreso Mínimo Vital más el salario a percibir por la actividad laboral hasta un cierto tope.

A partir de 2023, todo lo que se gane hasta el 60% de la renta garantizada será sumado al ingreso mínimo vital como un incentivo. Pero, si se supera ese 60%, será añadido un porcentaje de la diferencia.

Esta renta disponible del preceptor del Ingreso Mínimo Vital, se verá incrementada siempre y cuando sus ingresos procedentes del trabajo estén situados entre el 60% y el 100% de su renta garantizada.

Los incentivos variarán según tres parámetros fundamentales:

  • Presencia o no de menores (con un incentivo más alto para los hogares con niños),
  • Composición del hogar (con un incentivo más alto para las familias monoparentales y para las personas con discapacidad)
  • Relación previa con el mercado de trabajo (se incentiva más a las personas que se incorporan a él que a las que ya estaban trabajando).

Seguirán percibiendo este incentivo, incluso trabajadores que vean aumentada su cantidad salarian superando el umbral de la renta garantizada dependiendo del tipo de hogar perteneciente.

El incentivo será activado siempre y cuando sea revisado el IMV, sólo en el casos existentes de cambios de ingresos en el trabajo. Situaciones de cambios de empleo, o mejoras de condiciones.

Ejemplo del incentivo en familia monoparental

  1. La renta garantizada será de 10.737 euros al año, que en este caso coincide con el IMV al no tener otros ingresos.
  2. Al año siguiente, la familia consigue ingresos del trabajo por valor de 1.000 euros
  3. Al realizar la revisión del IMV, si no existiera incentivo al empleo, su IMV sería de 9.737 euros (Renta Garantizada de 10.737 – 1.000 euros de ingresos del trabajo). 
  4. Pero el incentivo al empleo aporta en este caso 1.000 euros, así que el IMV+ incentivo permitirá que la familia perciba 10.737 euros
  5. Así, su renta disponible sería de 11.737 euros, resultado de: (IMV+incentivo = 10.737 euros) + (Salario = 1.000 euros).

👇Más artículos que pueden interesarte:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir