Se puede reducir el contrato laboral de jornada completa a parcial en España

Seguro, que en alguna ocasión, te has hecho esta pregunta: ¿Se puede reducir el contrato laboral de jornada completa a parcial? A priori, es una pregunta bastante sencilla de contestar, aunque solamente existe una excepción, por la cual, las empresas, pueden reducir el contrato de jornada laboral completa a parcial.

Tal y como se recoge en Estatuto de los Trabajadores, no sería legal reducir un contrato laboral de jornada completa a parcial a un trabajador. Solo ante una excepción, esta práctica podría ser legal. A continuación, te indicamos cuándo tu contrato laboral puede pasar de jornada completa a parcial.

¿Se puede modificar el contrato de trabajo de un trabajador?

En algunos momentos del año, son muchas las empresas, que deciden contratar personal nuevo realizando entrevistas de trabajo y haciendo una contratación masiva. Aunque, muchos de estos contratos, una vez que se ha terminado la temporada se extinguen.

Sin embargo, en otras empresas se sigue trabajando, pero menos horas a la semana. La pregunta es la siguiente: ¿Qué pasa si el trabajador ha sido contratado a jornada completa y de pronto pasa a tener un contrato a tiempo parcial?.

Tal y como se recoge en el Estatuto de los Trabajadores, en su artículo número 12: "La conversión de un trabajo a tiempo completo en un trabajo parcial o a la inversa tendrá siempre un carácter voluntario para el trabajador y no se puede imponer de forma unilateral o como consecuencia de una modificación sustancial de condiciones de trabajo".

Como bien indica el texto normativo, si el trabajador no está de acuerdo con este nuevo contrato no pueden obligarle desde la empresa a que reduzca su jornada laboral de completa a parcial. Esto sería del todo ilegal y se puede denunciar.

Solo se puede pasar de un contrato de jornada completa a un contrato de jornada parcial, si se ha pactado previamente entre la empresa y el trabajador, antes de que el trabajador entre a trabajar. Si esto ha sido así, esta cláusula del contrato se debería de plasmar por escrito, dejándolo bien claro en el contrato laboral, ya que este tendrá que ser modificado en un futuro.

¿Qué dice el Estatuto de Trabajadores?

El Estatuto de los Trabajadores también recoge una defensa para el trabajador en caso de que este se niegue a pasar de una jornada a otra, ya que no puede ser despedido o sufrir algún tipo de sanción por parte de la empresa por rechazar este tipo de contrato.

En otras palabras la empresa no podría tomar ningún tipo de represalia en contra del trabajador, ya que este le podría denunciar. Aunque, se prohíbe en el Estatuto de los Trabajadores realizar este tipo de cambio dentro del contrato laboral de una jornada a otra, el empleado no debería de firmar ningún nuevo contrato laboral o algún que otro documento que la empresa le ofrezca dónde se refleje esta modificación.

Podría perder su derecho a reclamar ante los órganos pertinentes y también, es aconsejable escribir que "no estás conforme", como recomiendan desde los sindicatos de trabajadores, para que puedas denunciar en caso de que se produzca un despido improcedente.

El trabajador cuenta con un plazo de 20 días laborables para presentar una demanda ante el Juzgado de lo Social. Además, este también puede ejercer su derecho a solicitar a la empresa que se le devuelva su puesto de trabajo a jornada completa. En este caso tendría derecho a pedir el cobro de su sueldo que no ha percibido durante el período en el cual ha durado la batalla legal. O bien otra opción sería la de solicitar su prestación por desempleo.

Si finalmente el trabajador es despedido por la empresa al rechazar la reducción de jornada, el despido sería declarado improcedente o nulo. En este caso se debería de extinguir la relación laboral, además de compensarle con una indemnización por daños y perjuicios.

¿Cuál es la excepción en la cuál se puede reducir un contrato de jornada completa a parcial?

La excepción de reducción de un contrato laboral de jornada completa a parcial solo se puede dar por causa de un ERTE. Es la única excepción, por la cual la empresa puede reducir la jornada de un trabajador de completa a parcial. Este sería a través de un expediente de regulación temporal de empleo que se conoce como ERTE. Cuando la empresa supere la dificulta que le llevo al ERTE, los empleados pueden volver a la jornada que tenían anteriormente o reincorporarse a su puesto de trabajo con total libertad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir