¿Las empleadas del hogar tienen derecho a finiquito?

Cuando se finaliza una relación laboral siempre el trabajador tiene derecho a cobrar el finiquito por la prestación de sus servicios durante el tiempo que trabajo por cuenta ajena.

Las empleadas del hogar, al igual que cualquier trabajador, tienen derecho a un finiquito cuando se termine la relación laboral que existe. No importa el motivo, pero si no sabes calcular la cuantía, hoy te vamos explicar cómo calcular este importe además de lo que debe de contener el finiquito. 

¿Qué contiene el finiquito? 

Dentro del finiquito, se debe de incluir, todas las cantidades pendientes que no han sido abonadas desde la empresa al trabajador. Es decir, el trabajador tiene derecho a percibir todos los derechos económicos que ha generado al empleador y no se han pagado.

Además, es normal ingresar este documento junto con el documento de saldo en donde se debe de detallar todas las cantidades que han sido abonadas hasta la fecha de la extinción de la relación laboral.

¿Cómo es el finiquito de las empleadas del hogar?

Como el resto de trabajadores este documento debe de calcular la cuantía de: 

  • Las vacaciones que no han sido disfrutadas. 
  • Las pagas extras. 
  • Días que se ha trabajado. 

Muchas veces, puede darse la situación de que el empleador no haya podido avisar de forma adecuada a la empleada para que pueda tener conocimiento sobre el despido. Por ello, es posible que la empresa deba de compensarlo en forma de indeminzación a la trabajadora.

Estaríamos hablando de otro caso si es el trabajador quien decide dejar el trabajo, ya que debe de avisar con un mínimo de 15 días de antelación.

Por ello, desde el Gobierno se ofrece un modelo de finiquito, para que las empleadas del hogar puedan estar seguras del documento que están firmando y en este caso ambas partes queden satisfechas.

Qué pasa si el empleador no paga el finiquito 

Puede darse el caso de que el empleador no pague el finiquito el último día de trabajo. Por ello, se debe de recurrir a la vía judicial para poder llegar a un acuerdo en caso de que no se ha pagado lo que se debía al trabajador. Además, las trabajadoras del hogar cuentan con un año para poder reclamar su finiquito. 

Cuando ya no hay una relación laboral, se debe de pagar al trabajador lo que se debe. Con la nueva Ley de las empleadas del hogar, la alta y la baja de la Seguridad Social debe de correr a cuenta de los empleadores. Por eso, será el empleador quien deba de dar de baja a la empleada.

Conclusión 

Las empleadas del hogar cada vez ganan más derechos y el finiquito era un tema aún pendiente en este sector. Por eso, desde el Gobierno se ha promovido el cambio de ley mejorando las condiciones de las trabajadoras del hogar.

Independientemente de los motivos por los cuales se ha terminado la relación de trabajo, sea por despido o porque el trabajador ha decidido irse por su cuenta, el finiquito es un derecho que no se puede pasar por alto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir